Nuestro lema

Nuestro lema

martes, 11 de octubre de 2016

AHORA SÉ QUE SINTIÓ CRITOBAL COLÓN – SALÍ A DESCUBRIR QUE ES UN BRACO

No sé si sea común a todos nosotros, si ese espíritu de aventurero y descubridor nos haya tocado a todos alguna vez en la vida o nos domine en algún aspecto en el día a día. Pero yo recuerdo que mis juegos de pequeño tenían mucho que ver con la aventura, la acción, los mundos ajenos que necesitaban de un explorador con muchas agallas y con un hambre incontrolable por desvelar secretos. Me encantaban las historias de vaqueros en el lejano oeste, o las de piratas que surcaban los siete mares, o de mundos perdidos en lo más profundo del océano o de un volcán, ¿Qué tal esas de viajeros espaciales que atravesaban el universo para encontrarse en planetas extraños y con unas condiciones totalmente extrañas para nosotros los terrícolas? La vida real se encarga de aterrizar y a veces hasta de enterrar esas aspiraciones infantiles, muchos de esos sueños terminan diluyéndose en el tiempo y se quedan en recuerdos de una infancia feliz. Es por eso que admiramos tanto a esos niños que lograron sobrevivir al adulto responsable y básico en el que te quiere convertir la sociedad.

Mi determinación, al menos desde hace poco, es la de volver a hacerle caso a ese niño, ¡Vaya cosa tan dura! Y a la vez tan sencilla. Sí, Salí es mi oportunidad, Salí es mi propuesta, con ella pretendo lograrlo y a la vez, tal vez, inspirar a alguien para que lo haga también.

En el ámbito de la gastronomía hay que ser aventureros, y en especial cuando perteneces a una cultura tan arraigada y tradicionalista como la paisa. Sí, hemos avanzado y las generaciones nuevas han dado muestras de estar más atentas, más despiertas, más proclives a romper esa red que nos ha tenido atrapados entre estas montañas y se están arriesgando más. No lo hemos logrado del todo, es increíble, pero los antioqueños somos extremadamente “jodones” con la comida… me parece horrible, pero es verdad, todavía se escucha mucho esa expresión que me enseñaron a “odiar” desde pequeño: “Gassss”.

Bien, hace poco le hicieron un llamado a mi aventurero interno, le propusieron a ese niño interno que se pusiera su mejor traje de explorador de otros mundos, que empacara el látigo, cuerdas, el sombrero, un trasnspodedor de frecuencias magnéticas, el sable de ninja, los guantes que me permitirían subir a cualquier superficie como el hombre araña, mis botas con cohetes incorporados y mi sombrero de ala ancha para emprender una nueva misión: Saber qué es un Braco, como se come, a qué sabe.

Viernes en la noche, abordo la Enterprise y el capitán Kirk dirije el curso de la nave hacia una esquina del universo conocida por su ubicación longitudinaria y latitudinaria: Avenida 37 No. 78 – 31: velocidad luz de viaje y estamos allá en unos minutos.

El restaurante es muy bello y acogedor, verán que es fácil de encontrar porque tiene un aviso que aunque no es inmenso, es muy vistoso, pues el sector es muy residencial y no tienen mucha competencia alrededor como para desubicarte. La decoración es muy sencilla y sobria, la iluminación perfecta, las mesas poca y cómodas, y de una vez les digo porque creo que tendré que hacer énfasis en esto, el servicio es “de maluquera”, y ¿cómo no? Si siempre te tienen a la vista y están a tu disposición para lo que quieras o necesites.
Santiago, su creador, el padre de la idea, el “maldito genio loco de la cocina” al que se le ocurrió la idea y le puso este nombre a su invento; BRACO, es un soñador de esos que necesita el mundo para que éste sea mejor. La pasión y la filosofía con que hace cada uno de sus deliciosos productos, inunda cada rinconcito del lugar, pero los “rinconcitos” más especiales a los que me refiero son los corazones de todos y cada uno de los que tiene que ver con BRACOS. Los chicos que trabajan con él están contagiados de eso que significa esa palabra… “AMOR”, “PASIÓN”, “SERVICIO”, “ALEGRÍA”, “SABOR”… y no estoy exagerando. El otro “rinconcito” que se inunda con todo eso, es el comensal. Es increíble, pero es cierto, aquellos que hemos ido a Bracos, hemos salido pensando distinto, hemos salido felices, satisfechos.

La primera página de la carta del menú trae una frase que lo resume todo, que te dice todo lo que se propone este lugar, lo que le propone este lugar a Medellín y a sus comensales.
¿Qué es un braco pues? Lo intenté averiguar luego de dar tres o cuatro vueltas por el menú, con un BRACO MOGAV, unas papas en cascos y unos tomates de la cocina; para maridar, pedí una bebida de la casa hecha con soda, maracuyá, menta y creo que zumo de limón.

Cuando el pedido llegó a mi mesa me enfrenté al momento de descifrar qué es un BRACO: Es una increíble combinación de ingredientes muy bien preparados, deliciosos, tratados con cariño y servidos con amor en tu mesa. Se puede comer de dos maneras, una es con el tenedor y el cuchillo que te ponen para tal acción y que se ha de usar si te quieres ver muy sofisticado y de buena familia; la otra forma es la que te permite conectarte con el niño que tienes dentro: con las manos, porque un Braco, aunque no es un sánduche, o una hamburguesa, trae un pan artesanal muy suave y sedoso que contiene adentro mil maravillas, en mi caso: solomo de res marinado en cerveza, queso doblecrema, tomates y pimientos al horno, cebolla caramelizada y todo bañado en una salsa cuya base es el cilantro… ¡Por Dios! ¡Qué belleza! ¡Qué sabor!

Fuera de eso lo combinas con tu bebida de maracuyá o la de sandía, sabor que nunca ha sido de mi agrado pero que probé en pos de la aventura y se ganó el crédito como la más refrescante que he probado en mi vida.

El acompañamiento es también una locura, pues las papas en cascos son cocinadas a fuego lento en aceite de oliva y al servir le ponen mucho queso parmesano, ¡Deliciosas! Pero los tomates confitados con albahaca y queso de búfala se llevaron el protagonismo de todo lo que me pusieron en la mesa…  así de sencillo, sería capaz de volver a este lugar, sólo, únicamente y nada más, que por un buen plato de estos tomates. ¡WOW!

¡Qué aventura! El explorador que vive en mí se dio un gusto de lo lindo al permitirse descubrir este concepto innovador de Santiago y su gente. Él quiere iniciar una nueva era de la comida rápida, eso me dijo en el programa de radio que puedes escuchar dando click aquí para que conozcas más de esta experiencia, Santiago se considera y así lo comprobé como el creador de una nueva categoría en comidas, un Braco es…  UN BRACO, no hay nada más qué decir, eso es lo que yo logré comprobar cuando Salí a descubrirlo y lo recomiendo una y mil veces, y no sólo yo, entren a su Fanpage, y verán que lo que han logrado conmigo, lo hacen con quienes van en pos de su aventura.

Yo ya Salí a Bracos y me encantó, ahora te toca a vos, Salí a comer, a viajar, a vivir.

lunes, 3 de octubre de 2016

SALÍ A VIAJAR AL SALTO ANGEL VENEZUELA - SALÍ EN RADIO

Hace algunos años me conmoví profundamente con una película animada de Disney llamada UP, y sí, aunque la historia es muy linda, Carl y Rush son dos personajes hermosos y Dug, el perro, es una cosita hermosa que me gustaría que existiera de verdad, o bueno, al menos el collar que traduce a palabras humanas lo que quiere decir, que me lo sueño para Gertrudis y Jacobo, mis dos hijos peluditos; una de las cosas que más me llamó la atención y me tocó en lo profundo del alma, es que la meta final de Carl era llevarse su casa, volando con miles de globitos de colores, hasta las cascadas Paraiso, ¿y saben qué? Ese sueño lo comparto con estos personajes de ficción, hasta el más mínimo detalle, porque las “Paradise Falls” de la película son la representación animada de una de las maravillas naturales del mundo, una caída de agua que tiene casi un kilómetro de altura que descubrí cuando era pequeño, y que me hizo soñar con conocerlo algún día. Me lo prometí, me lo juré a mí mismo, tendría unos ocho o nueve años cuando leí sobre ellas. Se llaman en realidad Salto Ángel, así le pusieron en el siglo XX cuando fue descubierta por un Norteamericano de apellido Ángel en la década de 1930, pero que los nativos de la región, los pemón, la llamaban desde cientos de años antes Kerepakupai Vená, que significa “salto del lugar más profundo”. Están en Venezuela y sinceramente me sueño con verlas, con tocarlas y alguna vez, así como los personajes de UP, por qué no, vivir en ellas. Esto no es posible, gracias a Dios, porque es parte de una reserva nacional y patrimonio de la Humanidad, si no fuera así…  no quiero ni pensarlo. Pues bien, desde muy adentro de mí, siento que es hora de cumplirle la promesa a ese niño, tengo que llevarlo, llevarme a conocer este lugar del mundo. 


Así pues que me voy para Venezuela y desde ya estoy planeando mi viaje, por eso el programa de hoy invité a una persona que Dios me puso en el camino para ayudarme a materializarlo. Marilyn Moscoso y su esposo, son venezolanos, viven en Medellín hace poco tiempo y sus vidas giran en torno al turismo y uno de sus paquetes tiene como fin, ir al Salto más alto del mundo. Quedate escuchando el programa, conocé conmigo los pormenores de la preparación del viaje a uno de esos lugares que hay que ver antes de morir, antojáte y si querés y te animás, veníte conmigo, vámonos juntos para que al final de año digamos juntos Salí al Salto Ángel en Venezuela. 


¿Qué te parece? ¿Te gustaría ir conmigo a conocer este lugar? ¿Soñamos juntos? Yo ya estoy listo, le invierto energía mental y física a este sueño desde ya y estoy ahorrando desde hace unos cuantos días,  porque quiero ir, voy a ir, tengo que ir a conocer este lugar y la verdad, me gustaría ir acompañado porque esa experiencia ha de ser tan sobrecogedora, que va ser necesario que alguien me sostenga para no desmayarme cuando la vea. Marilyn y José Ricardo, dos soñadores y aventureros, se han encargado de enamorarme más de esta meta, a ellos les doy las gracias porque pronto voy a decir, Salí a viajar al Salto Ángel en Venezuela, anímate y nos vamos juntos, porque a todos nos gusta salir, a comer, a viajar, a vivir. 






Escucha el programa dando click en la siguiente imágen:

Si no lo logras al darle click a la imágen, copia la siguiente dirección en tu ventana de búsqueda: https://soundcloud.com/frecuenciau/sali-2016-06-30-a-salto-angel

Si quieres saber más sobre este viaje entra a: http://viajeacanaima.blogspot.com.co/