Nuestro lema

Nuestro lema

martes, 8 de septiembre de 2015

¡ME REGALARON A ANTIOQUIA ENTERA ENVUELTA EN HOJA DE PLÁTANO! - SALÍ A COMER QUESITO CAMPESINO


Siempre he sabido que existen siete maravillas hechas por el hombre...  y más estoy convencido de que ésta es una de esas siete.
Tulio Zuloaga está en Italia y ha posteado sobre el Parmesano Regiano, ha descrito cómo se ha derretido ante su sabor y su olor en las bodegas en que se maduran hasta por 36 meses. Pues bien, sin que se me note mucho la envidia (de la buena por supuesto) yo le pongo en contrapeso esta belleza autóctona que hasta los franceses reconocen como una delicia de otro mundo: El quesito en hoja de plátano.
Aquí si no hay discusión, porque si de derretirse en la boca se trata, esta joya láctea, esta perla de la gastronomía paisa salida de nuestras montañas es insuperable, porque me dan hasta ganas de decir que se comienza a derretir desde que se profana con un cuchillo su casi inmaterial consistencia. Cuando uno se lleva a la boca una buena tajada de quesito, se está metiendo al organismo a una cultura entera, a una región completa, porque desde los mismos pastos antioqueños que alimentaron a la bendecida vaca que se lo rumió para convertirlo en leche, pasando por las manos sabias que aprendieron de aquellas generaciones pasadas que nos componen a cuajarlo para darle sabor y consistencia mágicos, hasta la hoja de plátano que lo envuelve, que nada raro le haya hecho sombra a un cafetal de esos que nos hacen tan orgullosos por producir el café más suave del mundo, este Kilogramo de cielo, este quesito campesino está destinado a proporcionar felicidad y nada más que eso a este bienaventurado paisa comilón que se sueña con él al lado de una brevas en almíbar, o cobijando una arepa de maíz sancochao, o solo, a media noche como parte de un atracón de nevera.
Sí señores, me declaro feliz, como a mí no me gusta el aguardiente, no me sale esa parte de la canción: "A mí deme un aguardiente, un aguardiente de caña, para sentirme orgulloso de ser colombiano, NO, a mi me sale con un quesito envuelto en hoja de plátano.
¡Qué regalazo me hicieroh! Gracias Álvaro Ríos por traerme esta delicia, por hacerme tan feliz con este "traído" que viene de tus tierras, de esas en las que los que la habitan "son dos veces".
¡Qué delicia de quesito campesino de Sonsón Antioquia!
qué Dios te bendiga.
#SalíAComer quesito campesino 

No hay comentarios:

Publicar un comentario