Nuestro lema

Nuestro lema

martes, 22 de abril de 2014

SALÍ DE CAMPING A RÍO CLARO

Acampar es un plan que no le suena igual a todo el mundo. Para algunos es incomodidad, mosquitos, frío, penurias, hambre, dormir maluco o a lo mejor no dormir. Para otros es una aventura que implica una lucha por la supervivencia, pelear contra la naturaleza, significa el hombre y la bestia enfrentados uno contra otro para demostrar quien es más fuerte. Otros pensamos que acampar es un de los mejores planes que nos pueden plantear: naturaleza, aire puro, ejercicio, fogata, buena comida, buena dormida...  por muy extraño que le pueda sonar a más de uno, acampar no tiene por qué significar "sufrir", o por lo menos ese no es nuestro concepto, y si se ponen a mirar tampoco lo es para los reyes del camping, los gringos, si no, basta con entrar a la página de Bass pro shop y darse cuenta de que uno sufre es por...  pobre. 
Aunque nos falta un poquito, Marcelita y yo vamos por buen camino. Ya tenemos una buena carpa de más de quince metros cuadrados, un juego de ollas y sartenes perfectas para poner al fuego en un fogón de leña, colchones inflables con su respectivo inflador, neveras portátiles, parrilla asadora, bancos plegables aunque preferimos sentarnos en el césped, siempre y cuando no esté mojado, un plástico de treinta metros cuadrados para reforzar el aislamiento térmico y de humedad, ropa para acampar en frío, ropa para acampar en tierra caliente, en fin, varias cositas y nos faltan otras, pero de eso se trata, de que cada paseo sea diferente, aunque sea al mismo lado.

Este paseo que hicimos de cuatro días tres noches, lo hicimos a un lugar que amamos y que tenemos guardado en el corazón, se llama el cañón del Río Claro; este lugar es mágico, es hermoso, es de esos sitios en el mundo que sinceramente creo que todo el mundo debería conocer, y cuando digo todo el mundo, me refiero a que es un lugar digno de mostrárselo a todo aquel que venga a Colombia. Un río tan claro que se ve su lecho sin importar lo profundo que sea, cuyo lecho ha sido tallado por el paso del agua por miles de años en una veta de mármol de colores y de varios kilómetros de distancia, protegida por una selva espesa y exhuberante, hogar de miles de especies de animales, pájaros, insectos coloridos y flores exóticas, donde te puede despertar el canto de una patrulla de monos aulladores que saltan de rama en rama, o el canto interminable de las cigarras te arrulla para que pases las noches más espectaculares e inolvidables de la vida. si quieren saber más de esta aventura, visualiza el video que te dejamos a continuación, en el que te cuento, lo que significa acampar en Río Claro. Salí a acampar a Río Claro y te aseguro, que no te arrepentís, porque a todos nos gusta salir, a comer, a viajar, a vivir.



5 comentarios:

  1. lamentable lo de los perros...lo de la música ya es repetido.

    ResponderEliminar
  2. Néstor María, la música es la original, incidental, pagada, y de la cual tengo derechos de reproducción, para que no me demanden. Ahora, si hay donaciones para una segunda banda sonora, me contás mijo y te mando el número de cuenta, luego te agradezco en público, ¿entonces, te la mando? una transferencia bancolombia y listo. Jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  3. Y donde recomienda hacer el camping, cuanto cuesta?

    ResponderEliminar
  4. Ey, qué cagada lo de los animalitos. Yo tenía ganas de volver a Rio Claro con el peludo enano, pero viendo tu video ya se me quitaron las ganas. Tocará buscar donde entonces. Gracias hermano por el video, y lo siento por ese tema y por la bullaranga. Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Aquí les dejo mi experiencia de viaje, costos y demas.
    https://www.youtube.com/watch?v=DlaQ9GO_Apg

    ResponderEliminar