Nuestro lema

Nuestro lema

domingo, 12 de diciembre de 2010

Haciendo Carne de Cerdo Andrés

Esta vez sólo quiero mostrarles una maravilla de experimento que logré con la ayuda de la imaginación y un hambre la verraca a la hora del almuerzo.
Manitas creativas - así se ve la Carne de Cerdo Andrés
Siempre he dicho que el mejor laboratorio que existe es la cocina. Un día cualquiera, luego de llegar de trabajar, ya eran como las dos y media de la tarde, tenía mucha hambre y necesitaba llenar el tanque pero de manera rápida, fácil y segura, ¡ah! y por supuesto rica; pero lo que no tenía era tiempo. Ya saben, Margarita estaba acosando y reclamaba lo suyo con urgencia…  no, Margarita no es mi esposa, pero es como si lo fuera, es más, ¡Ojala! Porque es más tierna conmigo, ya saben, Margarita es la serpiente arroyada de diez metros que tengo en los intestinos.
Jajaja   jayyy… mal chiste, esto me va a costar caro.
Salteando unos cinco minutos
En fin, puse a calentar a fuego lento una sartén, corté un pequeño pimentón verde en julianas, cebolla blanca, una libra de carne de cerdo en trocitos, algo de pimienta, sal y recordé que tenía unas mantequillas compuestas en la nevera ansiosas por demostrarme qué podían hacer por mí en un momento de “efervescencia y sabor” y tomé la mantequilla 02 Hierbas, ummm deliciosa. Así que en su orden, puse algo de mantequilla 02 en la sartén, luego la carne y la sellé, es decir, la sofreí agitando la sartén con regularidad para que la carne se cociera en el exterior y conservara sus jugos en el interior. Luego agregué sal, pimienta y vertí el pimentón y la cebolla y seguí agitando con insistencia por otros cinco minutos. Luego pasé al proceso de servir o “emplatar”, –horrible palabra usada por los cocineros muy frecuentemente, que no existe y por tanto no se debe utilizar–  tomé un tomate “chonto”, lo corté en rodajas y me puse creativo para que pareciera una mariposa cortándolo por el tallo y separado un poco –no me juzguen no soy profesional ni pretendo serlo. Luego tomé algo de cilantro, una ramita me sirvió de cuerpo y antenitas, otro poquito de cilantro encima de la carne servida y “voilá”. Carne de cerdo Andrés.
Fácil, rápido y delicioso, y lo hice yo solito
Esta vez no salí, más bien llegué, pero por lo menos haber salido y buscar tantos sabores para mi paladar me han servido para que mi mente sí salga en busca de formas distintas de hacer cosas ricas. No siempre el ACPM (Arroz, Carne, Papas y Maduro) es lo único que se ha de comer en la casa, con los mismos ingredientes y con un poquito de imaginación se pueden hacer otras cositas. Te invito entonces para que salgás vos también con la imaginación y hagás cositas ricas en la casa y me contés y si lo querés, lo compartimos con los que visitan este Blog.

2 comentarios:

  1. profesorito eso se ve delicioso.
    yo quiero de esa carne.
    lo felicito por su blog.
    le deseo que pasa una feliz navidad y para el proximo año le deseo muchos exitos y felicidad.

    ResponderEliminar
  2. Dianita, espero que te haya llegado el comentario de respuesta a este.

    si no, entonces te vuelvo a desear todo lo lindo del mundo. Que esta navidad este llena de regalos, pero de los bonitos, es decir, besos, abrazos y muchas buenas noticias.

    Gracias Dianita.

    ResponderEliminar